[Bremen, Alemania] Ataque incendiario a bus de entrenamiento de la Bunderswehr

En la noche del 4 de septiembre, un grupo de manifestantes atacaron con material incendiario a uno de los buses de entrenamiento de la Bundeswehr, este ubicado en la estación central de trenes de Bremen, Alemania.

Dicha acción, fue realizada como una reacción en contra del aumento de fuerzas policiales y métodos de control en la localidad de Bremen, esto visto como un método de represión en contra de lxs habitantes de la localidad, y en específico, a quienes se oponen al sistema que ejerce el estado alemán, siendo fuertemente hostigadxs por el personal policial al no calzar con el estándar ideal que el gobierno busca instaurar. Es ahí, donde surgen instituciones como la Bundeswehr (fuerzas armadas alemanas), las cuales tienen una función clave en el control de la población, y que funcionan en una base autoritaria, discriminadora y asesina.

Comunicado

¡Desarme nocturno en el centro de Bremen!

Sabemos que lo único más fuerte que la necesidad de libertad es el odio contra quienes nos quitan a nuestros camaradas.

La estación central de Bremen se ha actualizado con 52 cámaras de vigilancia de alta calidad y una nueva estación de policía. La policía acosa, criminaliza y reprime a las personas que no encajan en la imagen limpia de consumidores y viajeros. También bajo rojo-verde-rojo * la presencia de policías continúa aumentando.

Este desarrollo no es casualidad. Se supone que debemos acostumbrarnos a la supuesta fuerza del poder regulador estatal y a la vista de policías fuertemente armados y bien equipados. Se supone que percibimos la presencia de uniformes, ya sea la Oficina de Orden Público, Protección de la Propiedad, policías o soldados como algo normal. Tan normal como la publicidad de los asesinos y fascistas de la Bundeswehr (Fuerzas Armadas alemanas) que nos rodea todos los días. Deberíamos darle al policía mucho espacio en la cabeza para el mayor control y disciplina posible de nuestras vidas.

¡Tu normalidad mata!

Es importante combatir esta normalidad de las autoridades que causan culpa y miedo, de los uniformes que requieren obediencia anticipada, de los monstruos de la tecnología que se vuelven independientes y conducen a la vigilancia (auto) permanente. Esta normalidad se opone a una vida autodeterminada, la construcción de estructuras colectivas y proyectos no comerciales.

La Bundeswehr es parte de esta normalidad autoritaria, patriarcal, asesina y de mierda. Es por eso que prendimos fuego a un entrenador de la Bundeswehr en la estación principal de trenes la noche del 4 al 5 de septiembre de 2019.

Esta señal de humo es para aquellos que están encarcelados. Saludos solidarios a:

El Park Bench 3 , la Autobahn 3, el camarada Loic , el Basel 18, los camaradas en Zurich, Andreas Krebs, Lisa …

Pensamos en ti y continuamos nuestras luchas comunes.

Extraido de: anarchistsworldwide.noblogs.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *